Planificación estratégica para tu vida personal y profesional

Planificación estratégica para tu vida personal y profesional: ¿Cómo aprender inglés te ayudará a tener un 2019 a otro nivel?

 

Para triunfar, es necesario organizarse. Se acerca el inicio del año 2019 y es momento de establecer esas metas que te ayudarán a cumplir proyectos que te harán mejor persona, tanto a nivel profesional como a nivel laboral.

Año a año hay una meta que se ronda la idea de todas aquellas personas que quieren crecer a nivel profesional y personal: aprender inglés a como dé lugar.

¿Cómo aprender inglés con la metodología blended de WSE?

estudia inglés con nosotros

¿Por qué aprender inglés se hace tan importante?

 

Definitivamente, este idioma domina y se establece como pilar comunicativo en el mundo de los negocios. Así como el dólar es la moneda más universal, el inglés es el idioma que más se habla en todo el mundo, según estadísticas de Hipertextual.com, para 2018, esta lengua domina ampliamente en cantidad de países hablados (106), prácticamente triplicando al segundo idioma más dominado en el mundo: el chino.

 

Principalmente por esto es clave que entiendas que es necesario que aprendas esta lengua. ¿Necesitas más? Bueno, estas son otras razones por las que es necesario que sepas inglés:

 

Para expandirse y llevar tu negocio a otros destinos es importante manejar este idioma que te abrirá nuevas puertas que antes no podías ni tocar.

Para hacer negocios porque las principales empresas se comunican en ese idioma e incluso exigen que sus empleados lo dominen.

Para visitar y aprovechar nuevos destinos que quizá habrías descartado por no saber cómo expresarte.

Para aprender porque está demostrado que quien domina un nuevo idioma como el inglés expande su nivel intelectual y es capaz de formular nuevos conceptos y ser más creativo.

 

Así pues, si quieres crecer es importante dominar este idioma que te ayudará a desenvolverte mejor e incluso a ser mejor persona.

 

¿Cómo incluyes el inglés dentro de tus metas de vida?

 

En primer lugar es importante que busques una escuela que supere (ojo, supere, no solo cumpla) con tus expectativas de aprendizaje. Necesitas una opción que te ofrezca personalización, calidad, nivel y la posibilidad de aprender todo lo que necesitas saber del idioma.

 

¿Cómo aprender a hablar inglés de manera fluida?

Para conseguirlo es importante que tomes en cuenta:

 

  • La metodología aplicada dentro de la escuela. ¿Qué técnicas de aprendizaje utilizan? ¿Cómo es el trato con el estudiante? ¿Cómo son las clases? Esto es muy importante para conocer qué tanto puedes aprender desde el primer día.
  • La personalización. El trato es muy importante, entender que quien enseña puede corregir al momento y ofrecer un aprendizaje mucho más directo es de vital importancia al momento de aprender un idioma nuevo.
  • La posibilidad de probarte. Y conocer tu verdadero nivel desde el inicio para empezar en tu aprendizaje desde donde necesitas hacerlo.
  • Los testimonios. Como tú, mucha gente necesita aprender inglés por eso conocer sus historias de aprendizaje te ayudarán a tomar tu decisión.

 

¿Y qué tanto inglés necesito aprender?

 

Eso dependerá de tus necesidades o de tu interés en el idioma. Nosotros recomendamos que aprendas lo más posible. No solo para dominar el lenguaje sino para que seas capaz de entender cómo funciona la cultura de ese país de habla ajena al que ahora quieres ir o del que necesitas aprender.

 

En carreras como la Comunicación Social, Medicina, Ingeniería, entre otras, el 80 % de la información de calidad que uno encuentra está en inglés. Las principales fuentes investigativas son en este idioma y por ende, tu desarrollo profesional se verá positivamente afectado si lo aprendes.

Además, como latinoamericanos, siempre tenemos la vena del viajero, de querer conocer destinos diferentes en donde incluso podamos aprender mucho más de sus tradiciones. Entendiendo el idioma inglés expandimos nuestros deseos de viajar al plano internacional hacia prácticamente todos los países del mundo, debido a que en todos existe la posibilidad de comunicarse en inglés.

Incluso, si tenemos una empresa y queremos expandirla NECESITAMOS sí o sí el idioma que nos permitirá cerrar muchos más negocios y aprovechar el capital extranjero que siempre busca formas de invertir en buenas ideas.

 

¡El inglés está en todo! Y nosotros no podemos alejarnos de él. Armemos nuestro proyecto de vida 2019 incluyendo el aprendizaje del idioma que nos ayudará a marcarnos objetivos mayores para la vida.

 

Ahora bien: ¿cómo puedes hacer una planificación efectiva? Aquí te compartimos algunos consejos que te servirán para empezar el año con las metas claras:

 

Concéntrate en actividades de máxima prioridad:

Muchas páginas o gurús te aconsejan que empieces primero por elegir metas fáciles de cumplir. ¡Nosotros te invitamos a retarte! Es importante que te plantees retos que te generen un compromiso y una dedicación. La vía más directa para lograr una mejor productividad es saber dividir muy bien tu tiempo en todas aquellas tareas que te acercan a metas más importantes.

Esto es algo que nunca debes olvidar: Todo reto o todo objetivo está compuesto por cierta cantidad de metas que te ayudarán a cumplirlo. A medida que avances en estas metas mejores resultados tendrás. ¡Plantéate así los retos y verás cómo vas mejorando! Se ha determinado que el 80 % de los resultados que obtienes provienen de ese 20 % de las tareas que realizas.

 

Solo tú puedes obligarte a cumplir tus metas: ¡sé disciplinado!

Siempre debes actuar como tu primer crítico (tanto negativa como positivamente), es por eso que también debes ser el primero (y quizá único) en obligarte a cumplir con tus tareas. Debes ser disciplinado y mantener siempre la concentración en las tareas que te ayudarán a cumplir con tus objetivos. Dedica un tiempo a planificarte y a establecer prioridades dentro de lo que quieres realizar. También, dale tiempo a la diversión, esta es la mejor manera de evitar distracciones e interrupciones y mejora tu concentración.

Siempre piensa: ¿Qué te ayuda a mantener la concentración? ¿Música? ¿Videos? ¿Qué cosa? Y aplica tus técnicas para evitar las distracciones y dedicarle el tiempo que sea necesario a tus objetivos. Edúcate a no distraerte, la mente humana tiene la capacidad de entender cuándo tiene que estar 100 % enfocada en un objetivo pero solo si pones de tu parte.

 

Busca hacer todo lo que tengas que hacer de la mejor manera posible:

Es contraproducente creer que todo lo vas a hacer perfecto. Te colocas una presión adicional que muchas veces evita cumplir los objetivos y no ayuda en nada. Más bien dedícate a poner todo tu empeño en cumplir las cosas de la mejor manera posible y si cometes algún error, corrígelo. Más allá del error, lo más importante es que te des cuenta y lo puedas arreglar.

El poner demasiado énfasis en la perfección casi siempre acarrea consecuencias negativas (miedo inmovilizador a cometer errores, desaliento y preocupación por lo que piensen los demás, en vez de una verdadera productividad). ¡La perfección es enemiga de la productividad!

 

¡Tus objetivos no solo deben quedar en tu cabeza!

¿Has oído el dicho las palabras se las lleva el viento? ¡Pues a los pensamientos también! Es por eso que te invitamos a que todas esas metas que tengas las escribas, es una manera de “obligarte” a que se cumplan debido a que siempre las tendrás presentes.

Incluso debes ir más allá de escribirlas. Es importantísimo que al menos una vez al inicio o al final de una semana las releas y hagas un análisis de qué es lo que has cumplido hasta ahora. ¡Todos tus proyectos se van a dar solo si le pones el empeño suficiente para que se den. Aunque parezca mucho trabajo ¡es divertido! Porque tus metas son solo tuyas y cumplirlas te dará la satisfacción suficiente para entender que eres capaz de proponerte cosas, tener sueños y hacerlos realidad.

 

¿Qué voy a cumplir esta semana?:

Pregúntatelo siempre y edúcate a tener una respuesta. Revisa continuamente el progreso de tus logros y no te detengas si las cosas no han salido como te lo planteas. Una cosa es planificar y otra muy distinta es los resultados que consigues. Sin embargo, si quieres acercarte a lo mejor posible es importante que le pongas empeño y ganas en que las cosas se cumplan.

Ya sea semanal, quincenal o mensual, haz una revisión de tus objetivos para incluso entender si necesitas plantearte nuevos retos. Una medición constante y sistemática de la evolución te ayudará a progresar todavía más. El seguimiento del progreso es la única manera de saber cuándo necesitas adoptar medidas para mejorar las cosas o cuándo vas por el camino más correcto.

la mejor metodología para aprender inglés

Consejos para fijar tus objetivos

 

Al momento de aplicar consejos para establecer los objetivos para un año hay uno que salta a la vista por encima de cualquier otro: Es importante colocarle a tus objetivos una fecha de caducidad. ¿Por qué? Porque nuestro cerebro trabaja mucho mejor si tiene fija fecha. Además, te permitirá organizarte mucho mejor y prepararte para que las cosas se cumplan.

 

Más allá de ese consejo aquí te compartimos otros:

 

1. Enumera tus objetivos a lo largo de tu vida. No te limites a un año y siempre piensa en grande, trata de que al menos tengas entre 20 y 50 objetivos para cumplir. Luego determina cuáles de esos objetivos quieres cumplir en el año, defínelos según tu interés, según tu prioridad y según tus necesidades.

Diversifica tu lista de objetivos no solo incluyas aquellas que quieres cumplir sino aquellas que debes cumplir. Por ejemplo, quieres cumplir: viajar a Malta a estudiar inglés durante seis meses. Debes cumplir: Terminar mis estudios universitarios para tener un título.

Si bien trabajarás en función de un año establece las tareas de tus objetivos de manera más específica. Por ejemplo: Diariamente voy a hacer un esfuerzo en X o Y objetivo para cumplirlo. Mensualmente voy a trabajar en X cosa para que se cumpla. Voy a ahorrar semanalmente X cantidad de dinero para poder viajar, y así sucesivamente, siempre pensando en tus objetivos.

 

2. La planificación que hagas no es cuestión de un día. No es algo que debes hacer el 31 de diciembre a las 11:30 de la noche ¡no! Dedícale el tiempo que se merece, son tus objetivos del año los que están en juego y debes darle la prioridad que necesitan.

 

3. Divide tus metas de acuerdo a nichos: educativas, de diversión, de familia, de finanzas, de salud, entre otras e intenta diversificar tus tareas para que todas las semanas tengas algo que hacer referente a cada una de tus metas.

 

4. No seas tan riguroso con tu lista de metas porque puede ser que con el tiempo evolucione y se convierta en algo mejor que quizá no habías visto al principio. Actualízala siempre que sea necesario.

 

5. Si al revisar tus metas ves que estás fallando en algo, penalízate, establece algo que te sirva como castigo y te ayude a encarrilarte nuevamente hacia tus objetivos. ¡No los dejes en el abandono!

 

6. Si por el contrario del punto anterior, ves que cumples tus metas antes de tiempo, prémiate y condiciónate a hacer las cosas de la mejor manera posible para ganar retribuciones por eso.

¿Cómo fijar tus metas en inglés para el 2019?

 

Planificar tus metas le da una dirección a tu vida, te ayuda a sentirte mejor contigo mismo, mejora tu autoestima, te ayuda a ser disciplinado y a entender que del esfuerzo viene una recompensa. Los objetivos son aquellos deseos que te propones a ti mismo. Es decir, son esos desafíos que te propones porque entiendes que necesitas hacer algo para mejorar tu vida. Cada uno de estos objetivos posee una característica que lo hará importante para ti, entre esas características están:

 

Área: Es específico de algún aspecto de tu vida que quieras mejorar. Pueden ser objetivos de salud, objetivos de trabajo, objetivos familiares, educativos, de relaciones personales, deportivos, entre otros, que te ayudarán a estar más enfocado.

 

Plazo: Incide en el tiempo que vas a determinar para tus objetivos. Si bien siempre pensarás en función a un año, debes establecer qué metas de esas cumplirás a largo, mediano y corto plazo. Por ejemplo, aprender inglés es un objetivo que puedes enfocarlo para el largo plazo, mientras que cambiar de teléfono puede ser un objetivo a corto plazo. El tiempo para tus objetivos lo determinas tú, y puedes clasificarlos según el grado de dificultad y el tiempo que creas que te puedan tomar.

 

Abstracción: ¿A qué se refiere este punto? Como seres humanos entendemos que hay objetivos que son difíciles de medir si se cumplen o no. Por ejemplo: enamorarse. No hay objetivo más abstracto que este porque además de que no es algo a lo que te puedas obligar, no hay manera de determinar si se puede cumplir o no. Evidentemente esto dificulta el cumplimiento del objetivo, sin embargo hay maneras de volverlo un poco más “terrenal”. Por ejemplo: “verme mejor físicamente” es un objetivo que puede incidir en el otro más abstracto de enamorarse y que quizá sea más fácil de cumplir.

 

Realismo: Viajar alrededor del mundo en 10 días no es un objetivo realista. Establece metas ambiciosas, sí, directas, sí, pero reales, que puedas trabajar y poner todo tu esfuerzo en cumplirlas.

Estudia inglés en Colombia

¿Por qué debo plantearme objetivos?

 

1. Creas una estrategia de vida que puedas cumplir y que te ayudará a sentirte una mejor persona.

2. Te motivas a alcanzar cosas nuevas y a poner todo tu empeño en hacerlo.

3. Te mentalizas a que de la perseverancia y el sacrificio surgen cosas buenas.

4. Organizas tu vida.

 

Siempre es importante que tus objetivos estén muy bien planteados y sean realistas, de no ser así es bastante probable que no los cumplas y por ende, te frustres.

¿Cuáles son los tipos de objetivos más comunes al momento de pensar en una planificación anual?

1. Estudiar inglés es una de las metas más comunes al momento de planificar los objetivos del año. Esto tiene mucho que ver con las ventajas profesionales y personales que le da a una persona aprender un nuevo idioma.

2. Buscar el amor es otro de los objetivos que siempre rondan la mente de las personas. El ser humano necesita relacionarse y estar en pareja, es por eso que esta suele ser una meta de vida que se establecen personas que pasan un largo tiempo en soledad.

3. Mejorar la salud es otro objetivo que se suele plantear con asiduidad, sobre todo en personas que han sufrido enfermedades o que tienen defensas muy bajas.

4. Perder peso o mejorar la alimentación, son metas comunes para el inicio de un nuevo año. Entre estas se incluye ingresar a un gimnasio.

5. Aprender a tocar algún instrumento musical. Muchas personas “sacrifican” su lado artístico en función de dedicarse a otras cosas.

6. Aprender a bailar es otra meta muy común para aquellos que entienden que el baile es una buena forma de relacionarse pero no saben cómo hacerlo.

7. Aprender a cocinar suele ser otra meta de vida. Sobretodo para aquellas personas que desean perder peso y llevar una vida más saludable.

8. Mejorar en los estudios. Enfocarse en estudiar en sacar mejores resultados y en graduarse siempre es importante entre los objetivos del año.

9. Realizar una nueva carrera y diversificar las opciones profesionales.

10. Empezar y finalizar un postgrado, los estudios siempre son importantes a cualquier nivel porque ayudan a ser un mejor profesional.

11. Hacer nuevos amigos. Este objetivo que parece simple suele ser de gran valor para las personas a las que se les dificulta relacionarse.

12. Compartir mucho más en familia. La familia es el núcleo de la sociedad y entender que es necesario relacionarte mejor con ellos te ayudará a sentirte mejor contigo mismo.

13. Compartir mucho más con los amigos. Ya sea por estudios, trabajos o por otras razones a medida que vamos madurando nos alejamos más de nuestros amigos, por eso este suele ser otro objetivo que es planteado comúnmente.

14. Mejorar mi carácter. Esta meta se la plantean mucho personas difíciles que desean encajar mejor dentro de la sociedad.

15. Dejar de mentir. Porque la verdad siempre debe estar por delante.

16. Cambiar de empleo. Muchas personas establecen esta meta bajo la necesidad de mejorar sus prestaciones.

17. Lograr un ascenso en el empleo. Ya sea gracias a nuevos estudios o a enfocarte mucho más en tus labores, el deseo de mejorar en un empleo también es una buena meta de vida.

18. Comprarse una casa. ¿No quisiéramos todos esta meta de vida? Este objetivo puede ser individual o en pareja, de acuerdo a la necesidad que se tenga.

19. Comprarse un carro. Comprarse cosas de valor son objetivos interesantes de plantear porque te ayudan a trabajar mucho más por una recompensa.

20. Viajar a un destino exótico. Los viajes se encuentran constantemente entre los objetivos de vida de las personas. Conocer, entender otro aspecto del mundo y sentirte cómodo en otro lugar siempre es algo que a todos nos gustará hacer.

 

Todos son objetivos que fácilmente puedes plantearte dependiendo de lo que tú quieras.

 

El número uno de nuestra lista es también uno de los cinco más comunes de todos: Aprender inglés. Es por eso que queremos ayudarte a que establezcas el mejor plan posible para que aprendas el idioma y lo consigas en el tiempo que te planteas:

 

¿Quieres aprender inglés con nosotros? Conoce más de Wall Street English.

Paso 1: Necesitas planificación.

 

No basta con solo establecer una meta de vida, es importante motivarte y planificarte para cumplirla en tiempo y forma. Si deseas de verdad aprender el idioma investiga desde el inicio la mejor manera de aprender. Y cuando te inscribas en alguna escuela, es importante que seas recurrente con tus clases, no dejes de ir, no le des prioridad a otras ocupaciones y realiza todos los ejercicios que te manden.

 

Incluso, es importante que te plantees metas tangibles: no es quiero saber inglés, es: Quiero obtener la certificación IELTS para este año. Así, te condicionarás a algo mucho más tangible que te permitirá trabajar con una motivación extra para cumplirlo.

Paso 2: Sé recurrente en tu progreso.

 

Es importante que si tu objetivo es aprender un idioma lo incluyas entre tus hábitos de vida para que puedas cumplir con tu meta.

 

Para cumplirlo te recomendamos:

1. Instalar una aplicación con un diccionario o que complemente tu aprendizaje en tu teléfono para así practicar mucho más y resolver dudas que se te puedan presentar.

2. Escribe constantemente, así te equivoques y así sea una simple frase, es una de las mejores maneras de practicar y pensar en el idioma.

3. Lee constantemente en inglés, también te ayudará a mejorar tu comprensión del idioma.

4. Ve películas en inglés con subtítulos y ve quitándolos a medida que vayas comprendiendo más del idioma.

5. Convierte algún aspecto de tu vida diaria en tu tema de vocabulario para la semana (“gimnasio” o “vestuario”, por ejemplo) y aprende todo el vocabulario práctico sobre ese tema.

6. Mantén una conversación en inglés. Por supuesto, esto será más fácil si tienes amigos nativos, pero también puedes encontrar personas con quienes hablar en sitios como Meetup o en algún grupo en Facebook para encontrar alguien con quien practicar, asistir a eventos y clubes de lectura.

Paso 3: ¡Aprende constantemente!

 

Configura el idioma de tu teléfono en inglés, es una buena manera de aprender el idioma. Escucha canciones en ese idioma e intenta escuchar constantemente este idioma para que te vayas acostumbrando a entenderlo. Si puedes permitírtelo, estudiar en el exterior también te “obligará” a manejarte en el idioma debido a que tendrás que utilizarlo constantemente para comunicarte y comprender las cosas.

 

¡Es momento de aprender! Si quieres conocer tu nivel del idioma te invitamos a realizar nuestro test. ¡Aprovéchalo!

Test de inglés