Blog

¿Cómo planificar tus objetivos para aprender inglés?

¿Estás empezando un nuevo curso de inglés? ¿Necesitas aprender inglés? ¿Esta es la sexta vez que intentas ingresar a una escuela de idiomas? ¡No importa tu razón! Lo que más importa es que si de verdad tienes la intención de estudiar planifiques tus objetivos para que así sientas que estás avanzando. Aprender inglés suele volverse frustrante porque hasta que no obtengas la certificación podrías sentir que no estás avanzando, sin embargo, ¡nada más alejado de la realidad! Estudiar inglés es un proceso paso a paso, con el que poco a poco puedes ir cumpliendo objetivos pero para el que necesitas un plan.

¿Por qué necesito un plan?

Hay cuatro razones fundamentales por las que antes de estudiar debes armar un plan que se adentre en tu rutina. Sin importar la escuela que elijas debes entender una cosa: estudiar inglés no lo haces únicamente en el centro de idiomas, también debes dedicarle tiempo en casa, ya sea compartiendo actividades de ocio o sentándote a aprender algo nuevo.

1) Evitas la frustración. Por el camino te encontrarás con momentos de frustración. Viene en intrínseco con la decisión de aprender inglés (¿parece tonto, no?). Y en ese momento si no estableciste una rutina de estudios coherente y acorde a tu tiempo, es casi imposible que termines tu curso.

2) Te ayuda a establecer metas puntuales. Si no tienes claros tus objetivos (más allá del final, que es aprender) sentirás que andas continuamente en círculos, sin un destino al que ir.

3) Motivación. Cuando la tarea tiene un principio y un final bien marcados, es muchísimo más fácil. Nunca olvides que aprender inglés es algo que toma su tiempo, que no será de hoy para mañana y es por eso que debes buscar una metodología que te ayude a sentirte siempre motivado y atento a lo que te enseñen.

4) ¡Premia tus objetivos! Practica constantemente, atrévete a decir nuevas palabas y ponte metas que te ayuden a entender cuánto vas progresando. ¿Qué aprendiste de nuevo hoy? ¿Qué palabra sabes? ¿Con quién hablarás en inglés?

 

¡Ya estoy preparado! ¿Y ahora qué?

 

Primer paso: Planificación efectiva.

Establece metas realistas y a corto plazo: de nada sirve decirte “este año voy a aprender inglés”, si a medio camino te aburres porque ves que no has cumplido los objetivos. Debes ir de a poco, estableciéndote metas reales que puedes cumplir con más seguridad. Pregúntate:

¿Qué aprenderé de nuevo esta semana?

¿Qué palabras necesito conocer hoy?

¿Con quién conversaré en un par de meses?

El primer paso es conocer cuál es tu verdadero nivel del idioma. Pero de nada sirve que mientas, para ello puedes realizar este test, o ingresar a un programa de nivelación que te ayude a conocer realmente por dónde vas a empezar. En función de eso podrás tener objetivos más sencillos. Por ejemplo: De aquí a mediados de año habré subido dos niveles, de esa manera tendrás una meta tangible y real que podrás alcanzar con tu esfuerzo. Obtener una certificación como las de IELTS, TOEFL o Cambridge también son un buen objetivo a mediano y largo plazo.

 

Segundo paso: ¡Conviértelo en una actividad recurrente!

¡Listo! Estableciste las metas… ¿y crees que todo acabó ahí? ¡No! Llegó el momento de poner manos a la obra para conseguir cumplirlas. ¿Qué vas a hacer para llegar a este primer objetivo? Al igual que dormir, comer, ir a clases o trabajar, el inglés debe convertirse en parte de tu vida diaria.

¡Y es por que tu aprendizaje debe ser constante!

• Instálate una app con un diccionario en tu teléfono para resolver dudas sobre vocabulario o gramática.

• Escribe un diario en inglés, aunque sea apenas unas líneas. Te ayudará a «pensar» en el idioma y reforzará tu writing y vocabulario.

• Lee al menos una página de un libro o un artículo de blog o revista en inglés, si estás estudiando alguna carrera, procura leer materiales en ese idioma.

• Empieza aprendiendo el vocabulario que utilizas en tu día a día, como comer, qué necesitas para salir, cómo moverte en la calle, entre otras cosas.

• Empieza a ver series y películas subtituladas, primero en español y poco a poco en inglés así te vas familiarizando con el listening y la comprensión de los mensajes.

• Mantén una conversación en inglés. Por supuesto, esto será más fácil si tienes amigos nativos, pero también puedes encontrar personas con quienes hablar en sitios como Meetup o en algún grupo en Facebook para encontrar alguien con quien practicar, asistir a eventos y clubes de lectura.

 

Tercer paso: Aprende todo el día, todos los días

Quizá en la actualidad sea más fácil esto pero es muy importante que intentes mantenerte expuesto al inglés. Bien sea colocando tu teléfono en ese idioma, conversando así con amigos o familiares o compartiendo cosas en ese idioma, pero así irás acostumbrando a tu mente a pensar y socializar en ese idioma.

Si puedes permitírtelo, viaja al extranjero durante algunos días (o semanas) y aprovecha para practicar lo que has ido aprendiendo. En la necesidad siempre sacamos lo mejor de nosotros y esto nos permitirá conseguir más y mejores resultados.

 

¿Te gustaría saber cuál es el curso de inglés ideal para ti? Haz nuestro aquí:  https://wse.edu.co/test-de-ingles/ y perfecciona el idioma aprendiendo de la mejor manera posible.