Blog

Guía para escuchar y hablar en inglés

Guía para escuchar y hablar en inglés

Escuchar y hablar en inglés

 

Nuestro principal medio de comunicación y las primeras habilidades lingüísticas que aprendemos por naturaleza, son escuchar y hablar. También son quizás las habilidades más difíciles en comparación con la lectura y la escritura. Entonces, ¿Cuál es la forma más eficaz de aprenderlos y mejorarlos? Sigue leyendo para averiguarlo.

 

Tu primera experiencia de listening

 

Nuestra experiencia de escuchar comienza alrededor de cuatro meses antes de que nacer, cuando nuestros oídos se desarrollan y podemos escuchar la voz de nuestra madre y de los que la rodean. Luego, desde los primeros minutos de vida como bebé, comienzas a escuchar sonidos y voces y, finalmente, comienzas a asociarlos a lo que ves.

 

Escuchar y hablar en inglés

 

A la edad de dos años ya has aprendido mucho vocabulario escuchando atentamente a tus padres y miembros de la familia, y has practicado la copia de los sonidos y puedes hablar muchas palabras con claridad. A la edad de tres años, a medida que mejoran tus habilidades de memoria, puedes incluso contar historias simples usando diferentes tiempos verbales. Si lo piensas, es milagroso, pero todos y cada uno de nosotros aprendemos nuestro idioma nativo de esta manera.

 

Escucha como un niño

 

Al igual que lo hiciste cuando eras bebé, intenta estar abierto a la idea de simplemente escuchar y hablar en inglés. Eso significa escuchar sonidos, enfocarse en una conversación, sin intentar analizar cada elemento de una oración e identificar la estructura gramatical. No tengas miedo de escuchar cosas sin entenderlo todo. Cuanto más escuches, más comenzarás a comprender a través de la adquisición natural. Basa tu aprendizaje de idiomas en escuchar primero, seguido de copiar a través del habla.

 

Escuchar y hablar en inglés

Escuchar y hablar en inglés: Vocabulario en inglés para principiantes

 

Sé un buen oyente

 

Puedes pensar que tu audición es buena y no tienes absolutamente ningún problema para escuchar. Pero ser un buen oyente requiere más esfuerzo de lo que quizás piensas.

 

Escuchar implica tres pasos:

 

  1. Recibir: debes estar listo y concentrado en el hablante, y no distraído (pensando en otras cosas) o realizando otras acciones.
  2. Esperar: mientras el orador continúa, puedes permanecer completamente concentrado y no comenzar a pensar en la respuesta. No interrumpas a la otra persona.
  3. Comprensión: asimila lo que dijo la persona, tratando de comprender lo que el hablante quería comunicar, no solo a través de palabras, sino también a través del tono de voz y cualquier comunicación no verbal si estás cara a cara.

 

Escuchar te enseña a hablar

 

Después de escuchar, viene hablar. Como dijimos anteriormente, aprendes a hablar escuchando palabras e imitándolas. Y aprenderás a construir oraciones más largas y a contar historias escuchando a otros y probándote a ti mismo. Aprender a escuchar y hablar en inglés requiere mucha experimentación: intentarlo, cometer errores, corregir tus errores, tener éxito, repetir y practicar. No puedes esperar producir una nueva palabra o una frase a la perfección la primera vez. Y no puedes esperar recordar un idioma nuevo sin practicarlo.

 

Cuando escuches un nuevo idioma, será útil que también mires la boca del hablante y prestes atención a los movimientos que hace. Tu audición te permitirá identificar el sonido y tu vista te ayudará a copiar la posición correcta de los labios.

 

Esto es particularmente cierto en el caso de sonidos complicados como «th». Además, cuando escuches y imites una frase, recuerda prestar atención a la entonación del hablante y trata de imitar el movimiento de la oración. Hay un movimiento natural de tono en una oración, generalmente subiendo en el medio y bajando al final, poniendo énfasis en una o dos palabras importantes. Haces esto sin pensar en tu propio idioma y también debes aprender a hacerlo en inglés.

 

Guía para escuchar y hablar en inglés

Lee ya: 4 tips para mejorar tu pronunciación en inglés

 

Consejos para ser un buen orador

 

Aprender a escuchar y hablar en inglés con fluidez, requiere tiempo y práctica, pero hay algunos trucos útiles que pueden ayudarte:

 

  • Tómate unos segundos para pensar lo que dirás antes de empezar a hablar.
  • Trata de no traducir directamente de tu idioma nativo; es más difícil que tratar de comunicar tu idea directamente en inglés. Piensa en tu idea y encuentra una forma sencilla de comunicarla en inglés.
  • Habla razonablemente lento al principio, pero con la mayor naturalidad posible.
  • Recuerda decir las palabras de la misma manera que las escuchaste, no como las ves escritas.
  • Siéntete libre de unir palabras, como lo hacen los hablantes nativos. Por ejemplo, «¡Que tengas un buen día!» se convierte en Ha va nais dei – «have» y «a» se unen en este caso. Y usa formas contractadas como I have, they are, it will, porque en el inglés siempre las usan los hablantes nativos.
  • Utiliza palabras de enlace como because, but, and or so. Estos conectores pueden ayudarte a crear una oración más larga al vincular dos frases cortas.

 

¿Cómo puedes practicar escuchar y hablar en inglés?

 

  • Obtén práctica adicional para escuchar y hablar en inglés, participando en lecciones y actividades de conversación grupal que involucran hablar sobre ciertos temas o representar situaciones de la vida real, como comprar un boleto de tren o hacer una entrevista de trabajo.
  • Habla en voz alta cuando estés solo, especialmente cuando estés haciendo ejercicios escritos.
  • Lee y di lo que escribes, luego repítelo dos o tres veces. Puede sonar extraño, pero el acto de decir algo en voz alta es una excelente manera de recordar un nuevo idioma y aumentar tu confianza.
  • Intenta grabarte y comparar cómo hablas con la forma en que habla un nativo.

 

Como puedes ver, estas dos habilidades de escuchar y hablar en inglés están estrechamente vinculadas y son la base del aprendizaje de idiomas. ¡Sigue las pautas anteriores y comienza a aprender inglés hoy de la manera más natural y exitosa posible!

 

En Wall Street English, cada lección se basa en este principio de adquisición natural: escuchas, copias hablando y practicas. Recibe una asesoría personalizada  y obtén una inmersión completa con el idioma.

Agendar asesoría